jueves, agosto 16, 2007

La odisea de viajar entre provincias * Cuba - Una aventura que pocas personas se pueden costear

La situación desesperante del transporte público hace casi imposible planificar un viaje



Holguín,Cuba -cubaencuentro.com (La Habana,Cuba ), por Luis Felipe Rojas -16 Agosto 2007: -- En años pasados, al comienzo del verano, era frecuente escuchar en la televisión y la prensa plana recomendaciones para que las familias salieran sólo en caso extremo, ya que las aglomeraciones en las terminales dificultaban la transportación de quienes "verdaderamente" lo necesitaban. Medida paradójica, si se tiene en cuenta que es la única etapa que en Cuba se dan largos periodos vacacionales, al no existir el descanso de Navidad ni de Semana Santa, como en otros países. Sin embargo, hace ya cerca de tres años que las autoridades no lanzan estas advertencias... Raquel, ingeniera pecuaria residente en la ciudad de Las Tunas, comenta al respecto: "Mi esposo estuvo tres días seguidos yendo a la terminal de ómnibus nacionales y solamente pudo conseguir que lo anotaran en la Lista de Espera. Cuando le tocaba anotar, yo tenía que ir sin carné al trabajo, arriesgándome a que la policía me pusiera una multa, pues en la taquilla de pasajes te exigen la presentación del documento. Al final, todo fue un fiasco: nos vendían sólo dos pasajes y somos tres; o dejábamos al niño, o uno de los dos se quedaba a esperar, y ante esa situación decidimos viajar los tres en un camión con asientos de hierro y sin espaldares. Desde aquí hasta La Habana nos costó 120 pesos cubanos por cada uno. Llegamos destrozados nosotros. Imagínese usted el niño, después de casi catorce horas fue algo realmente torturante"... Según la propia Raquel, "a principios de julio podían conseguirse pasajes de ómnibus por diez pesos convertibles encima del monto real, pero apenas salieron todos los estudiantes de vacaciones, el precio se ha elevado veinte pesos convertibles", a lo que no puede aspirar "ni en sueños"... Esta mujer refiere que, sin minimizar las molestias de esta situación, lo "más escabroso" de viajar entre provincias es "la cantidad de veces que policías e inspectores detienen a los choferes, los multan y hasta los hacen bajar de los ómnibus, en ocasiones nada más que para verificar la documentación y hacer preguntas de rigor". Así, concluye, "un viaje que se haría en nueve o diez horas se eleva a catorce y más"... Cuando se habla de persistencia, hay que citar el nombre de Norberto, quien ha pasado los cuarenta años y lleva más de veinte al frente de un timón (NR: manejando camiones). Es su tercer intento como cuentapropista: trabajó en mudanzas, luego con viandas y frutas, y actualmente transporta personas... "Fuera del verano, nos lanzamos los fines de semana, que es cuando las patrullas bajan la guardia, pero ahora están en todas partes, todos los días, en todos los puntos de la carretera", expresa... Hace un tiempo se dio la noticia de que habían vuelto a instalar los Puntos de Control. En lugares como Camagüey, Ciego de Ávila y otros puntos de la Autopista Nacional, se requisaban minuciosamente a los pasajeros, además de verificar al detalle los documentos de los conductores particulares de transporte público... Mientras se aclaran los entuertos de la corte, transportistas como Norberto hacen verdaderos actos de magia para llegar ilesos a su destino. "He sido obligado a detenerme en el trayecto unas diez veces, me han multado unas cuatro y han revisado a los pasajeros unas tres o cuatro también, lo que hace que aumenten las molestias y estos últimos la emprendan con nosotros, reclamen por lo que piensan es un precio excesivo y hasta hay los que se bajan y no continúan el camino para tomar otras vías más rápidas", señala... A estas tribulaciones, dice Norberto, hay que agregar "el calor, la lluvia, la falta de lugares donde comer algo a precio módico, o los que así son, pero tienen una pobre y mal confeccionada oferta, según se acerque o aleje de La Habana"... No es común que Ariel viaje al este de la Isla. Sus familiares, para escapar del tedio, sí lo hacen hacia La Habana. El encuentro familiar ocurre de vez en vez, cuando las terribles condiciones lo permiten. Sin embargo, en esta ocasión fue él quien decidió viajar: "No quería estar más tiempo sin ver a algunos de los que no veo ya hace más de cinco años"... Para Ariel no fue tal la odisea del viaje, sino decidirse. "Lo hicimos a última hora, por lo que tuvimos que desembolsar una fortuna prácticamente. Llegamos en una Yutong, los ómnibus chinos de los últimos que han llegado, que son bastante caros e incómodos, pero se llega con menos dificultad que haciendo 'botella' o en tren", dice... El muchacho comenta que "lo difícil será regresar", pues tiene pensado hacerlo en la misma época de "los militares, policías, obreros de los contingentes de la construcción y estudiantes". "No vine solo y no tendré más remedio que subirme sin pasajes al tren, aunque así me arriesgo a una multa, que me bajen y tener que sentarme en un pasillo. Desde ahora estoy nervioso, sin que haya llegado el momento. Algo parecido me sucedió hace como cinco años", añade... En estas condiciones viajan los cubanos que no pueden costearse el astronómico monto de un boleto de Cubana de Aviación, ni cuentan con la exclusiva de ser directivos y transportarse en un auto de la empresa para moverse de un confín a otro de la geografía nacional... En una de sus recientes "Reflexiones", Fidel Castro dijo que el transporte público no tendría gran impacto positivo en corto tiempo, debido al alza del precio del petróleo. La idea es contradictoria de acuerdo con las estadísticas oficiales del último semestre, donde se indica que Cuba se autoabastece internamente con el crudo nacional. Para acentuar dicha contradicción, el estrenado ministro de Transporte, Jorge Luis Sierra Cruz, declaró que a fines de año habría una mejoría sensible en esta rama... Mientras los pronósticos del gobierno avizoran por lo bajo un caos en el transporte y los más incautos no lo adviertan; otros, por todo un año de trabajo, compran (vendida a la fuerza) una postal de turismo de una isla con laberinto de fondo... (Foto: EFE - Camión particular de transporte de viajeros)

No hay comentarios.: